<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="65001"%> Documento sin título
Mapas
Colabora
Akonibe
Akurenam
Ekobenam
Libreville
Yaounde
ENLACES
Fundación FUNESO
Padres Blancos
Mis. Espiritanos
Mis. Combonianos
Mis. Claretianos
Iglesia en Africa
Mundo Negro
IGLESIA EN AFRICA
Africa Internacional
Medicina Tradicional
Arte Africano
CIDAF
IINFORMACION AFRICANA
El Paludismo
ENLACES SOLIDARIOS
FUNESO
Solidaridad.net
Setem
Edita:
Vicariato Guinea-Gabón

Visitas realizadas

EDITORIAL

Hemos tenido en Bata la semana vocacional del 24 al 29 de noviembre, organizada por la comisión de pastoral juvenil de la diócesis. Fui uno de los participantes en su planificación y desarrollo. La hoja que recogía dicha planificación terminaba con estas palabras: “es cuestión de pasión”. Se refería naturalmente a las vocaciones. Es cuestión de pasión, no de obsesión, de pasión. Me salió y lo expresé así. También en Guinea estamos en crisis vocacional, en crisis nuestra, me refiero.

Un apasionado por Cristo Jesús es un beneficiado de Cristo Jesús hasta los tuétanos. Y transpira con naturalidad , con provocación y seducción la calidad de vida que Cristo Jesús le comunica. Un apasionado por Cristo Jesús vive la mejor vida en el cansancio o en el descanso, en la facilidad o en la dificultad, en la comprensión o en la incomprensión. Y una vida que llena, una vida realizada a la medida de Cristo Jesús es una vida ENVIDIABLE , una vida que atrae, una vida que empuja al seguimiento.
Jesús llama porque las comunidades cristianas necesitan el ministerio sacerdotal y el carisma religioso y la sociedad más. Hay entre nosotros ¡tantos niños y jóvenes con una educción escolar que no merece recibir tal nombre!. Jesús llama porque la necesidad está ahí, porque el bosque está prácticamente inexplorado, porque Cristo Jesús prácticamente está sin tocar Hablando pobremente, pero queriendo decir algo ¿De qué partecita de Cristo Jesús, de su riqueza insondable (= san Pablo) se beneficia actualmente la sociedad en general, la Familia Humana, y las comunidades cristianas en particular? ¿Un cinco % ? Cristo Jesús prácticamente está virgen, sin tocar, sin comer, sin aprovechar, sin explorar, sin beneficiarnos de él. Cristo Jesús llama y llama en la medida de su infinito deseo de hacer el bien y de beneficiar a todos sus pequeños hermanos , los 6.500 millones que formamos la Familia Humana. ¡TENGO SED!, decía y dice El.

Cristo Jesús llama y abundantemente. Pero le falta micrófono, altavoces, que hagan resonar su voz y la hagan llegar a tantos jóvenes. En Bata, si algo sobra (= si algo abunda) son niños y jóvenes. ¡Es cuestión de pasión! Es cuestión de traducir fielmente a Cristo Jesús, de golpear a los jóvenes fuertemente con la piedra angular que es Cristo Jesús Mi vida , la mía, hablo de mí y sólo de mí, mi vida mediocre , a la que no le sobra nada, porque necesito todas mis pobres fuerzas, porque necesito lo poco que me beneficio de Cristo Jesús para mal sostenerme no puede atraer vocaciones. Mi vida es insuficientemente envidiable, porque es insuficientemente “cristiana”. Un imán atrae partículas de hierro pero si pongo a su lado, si le pego una madera, nada logra arrastrar ya. ¿ Hasta dónde facilitamos y hasta dónde entorpecemos la atracción de Cristo Jesús, la llamada de Cristo Jesús a los que él quiere para que se den a El en cuerpo entero y por El a su Iglesia y a su Familia Humana?.

¡Es cuestión de pasión! ¡Es cuestión de santidad! Podemos volver a llenar Ekobenam. Estos días pasados las 16 sillas de la capilla o del comedor resultaban pocos, pero no cuajará ningún fruto duradero sin esa pasión por Cristo que pegue, que clave a los jóvenes a Cristo para siempre. Es cuestión de pasión. Yo lo digo, pero tristemente sólo lo digo.

Juan de Pablo