BIBLIOGRAFÍA:

Archivo Provincial TD, CC: 0512, 0513, 0690, 0726, 0765, 0843-0847, 0850-0856, 090-90921, 1023.

 

DATOS BIOGRÁFICOS

La cercanía y el interés de los padres escolapios, hermanos Pedro y Agustín Turiel, cambió el rumbo de su vocación inicial hacia los Jesuitas,  y sus padres lo llevaron al Aspirantado de Villacarriedo, el año 1951. De allí pasó a Getafe, continuando los estudios elementales durante dos años, hasta que fue admitido al Noviciado escolapio, en el mismo edificio y bajo el cuidado del P. Maestro Ángel Navarro. Allí se inició en el conocimiento de las Escuelas Pías durante el curso 1954,    y se animó a ingresar en la Orden, lo que pudo celebrar  con gran satisfacción en la fiesta de la Asunción de 1955,  cuando hizo  la profesión de votos temporales.

A los pocos días, con los demás compañeros de curso, Zacarías pasó a la Casa Interprovincial del Monasterio de Irache (Navarra),  a continuar estudios, sobre todo los de Filosofía. Durante tres años convivió con otros jóvenes escolapios de las demás Provincias escolapias de España, bajo la orientación pastoral y educativa del P. Maestro, Rafael Pérez. Además de los estudios filosóficos programados para todos, él hizo la Reválida Oficial en el Instituto de Vitoria con vistas a la consecución del Diploma de Maestro Nacional, que obtuvo en la Escuela Normal de Zaragoza el año 1958.

El año 1958 dio un nuevo paso en su camino escolapio. Para entrar en contacto con los tratados de de Teología, fue enviado con los de su curso a la segunda Casa Interprovincial escolapia, la de Albelda de Iregua (Logroño). Permaneció en ella tres cursos, entre estudios y prácticas de pastoral. Terminados éstos,  decidió entregar su vida y actividad a la Orden de las Escuelas Pías, y  el 12 de septiembre de 1961 emitió allí  la profesión de votos solemnes.

Continuó la Teología  en la Universidad Pontificia de Salamanca,  viviendo en el recién inaugurando Colegio Mayor ‘P. Scío’. La tarea de formación de los Juniores escolapios,  en aquel momento, le fue encargada al  P. Francisco Cubells.  Al terminar el curso de 1963, obtuvo el título de Licenciado en Teología. 

A partir de esta fecha, y ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1963 en Zamora, inicia su ministerio educativo el P. Zacarías, precisamente donde había comenzado la carrera escolapia, en el Colegio de Getafe, como profesor de primeras letras. Al año siguiente fue  nombrado Prefecto de Primaria,  a lo que añadía el cuidado de  los alumnos internos, hasta el año 1967. 

Siendo Provincial el P. Juan Pérez, a la muerte del P. Agustín Turiel, pensó en el P. Zacarías  y lo envió a Colombia, como profesor del Seminario de  Bogotá. Permaneció allí un año y, sin dejar la ciudad de Bogotá, fue destinado al Colegio Calasanz de la misma ciudad, como Prefecto de Bachillerato y profesor. En el Calasanz de Bogotá estuvo dos años, desde 1968 a 1970. Le quedaba poco tiempo en tierras de Colombia, pero aún recibió allí  el destino a otro Colegio, el Calasanz de Pereira, donde sólo estuvo un  curso, el de  1970-1971, como Profesor de Filosofía.

Vuelto a España pasó sólo unos meses en el Colegio de Monforte de Lemos. De colegio en Colegio, a la manera escolapia,  desde 1971 a 1976 fue destinado al Colegio Loyola de Oviedo, como Director de alumnos Internos, Prefecto de Bachillerato, y Profesor de mayores. Al terminar en Oviedo, el P. Provincial lo nombró Rector de la Comunidad de Alcalá de Henares y Director del Colegio.  Sin tomar posesión,  renunció al rectorado, pero,  como Director del Colegio,  aceptó el compromiso del cargo, y el de  de dirigir las obras de ampliación del Colegio, que duraron desde 1976 hasta 1978. Después de un año sabático en la Residencia Provincial de Madrid, dedicado a los estudios de Pastoral, Pedagogía y Ciencias Políticas,  pasó, también como Director, al Colegio de Aluche (Madrid) el año 1979.  Se encontró con las dificultades que, en aquel momento, afectaban a la comunidad, y se proyectaban a todo el Colegio, pero logró serenar y estabilizar la dinámica escolar.

Al terminar el curso 1984-1985, volvió de nuevo a la Residencia de la Curia Provincial,  donde iba pasar una etapa larga de su vida. Hasta 1991 Estuvo de Secretario Provincial, Asistente Provincial de Educación, y Director de la Hoja Informativa de la Provincia, desde 1985 a 1991, cuando fue elegido Provincial.  Con el P. Zacarías, la Hoja Informativa no sólo cambió de formato y técnica de impresión, sino que se convirtió durante los seis años en que él fue Director, en un instrumento gráfico de la vida de los colegios,  y un medio de animación pastoral y educativa para la Tercera Demarcación escolapia de España.

En el Capítulo Provincial de 1991 fue elegido Provincial. Uno de sus afanes  iba a ser la preocupación por las misiones africanas de la Provincia,  y su  expansión  posible. En 1993 hubo que cerrar la casa de Mongomo, pero, entonces mismo, se abrió la de Ekobenam-Bata, con la finalidad de facilitar los estudios de Bachillerato Superior y como lugar estratégico vocacional para alumnos mayores. En la misma línea misionera, en 1995, y con  el fin de ampliar los horizontes de Guinea Ecuatorial tuvo lugar la fundación de Libreville, en Gabón, no sin grandes dificultades iniciales.  Primero fue la atención a la Parroquia de St. Louis Grignon de Montfort. Y ya en 1998 se coronó la fundación con la apertura canónica de la casa y la inauguración del Colegio Católico “Calasanz”. Las anteriores y nuevas fundaciones, proporcionaron al P. Zacarías la esperanzadora oportunidad de crear  el Vicariato de Guinea Ecuatorial-Gabón que tuvo lugar en 1998. Durante su mandato realizó muchos  viajes a África, la mayoría de los cuales en función de visitas a los candidatos, aspirantes,  novicios y juniores,  tanto en Guinea  Ecuatorial, como en Senegal y Camerún.

Mientras tanto, en España también desplegó su actividad. En 1993 se abrió en Cercedilla la Casa “Miradero Calasanz”, sede, en un principio, del Equipo de Pastoral de la Provincia y cuya comunidad desde entonces continúa  desarrollando una bien programada labor con grupos juveniles de nuestros colegios de Madrid, y otros. 

Desde el primer momento de su mandato se propuso la independencia de la Vice-Provincia de Colombia-Ecuador. Varias visitas y reuniones de trabajo llevaron con toda normalidad a que en 1994,  la Viceprovincia de Colombia-Ecuador se constituyera en  Provincia Independiente.  En 1996 se rescató el Colegio de Tenerife, después de un paréntesis de 16 años. En 1998 comenzaron las grandes obras del Colegio de Alcalá de Henares.
Varios acontecimientos de gran importancia le tocó en suerte vivir al P. Zacarías, como Provincial.   - Uno en  el Colegio de Villacarriedo.  Con vistas a la Beatificación del P. Alfredo Parte, que se sabía iba a tener lugar el 1 de octubre de 1995, el día  23 de agosto, con autorización del Obispo de Santander, estando él mismo presente, y acompañado por el P. Postulador General,  los restos del P. Alfredo, que se encontraban  en la cripta de la catedral, fueron exhumados, e introducidos en una urna, y  ocho días después,  trasladados a la iglesia de su Colegio de Villacarriedo. - El segundo, la celebración conmemorativa del año 1997. Ese año se cumplía el  4º Centenario de las Escuelas Pías. Con tal circunstancia, todo el año y toda la Provincia se movilizó en actos religiosos y educativos. Tres momentos culminaron las Fiestas Centenarias:   La Olimpíada Deportiva de Colegios,  en las Instalaciones del Colegio  San Fernando de Pozuelo de Alarcón; la Ofrenda Floral a Ntra. Sra. de la Almudena, en la Catedral de Madrid en la que escolapios, escolapias y  calasancias,  con alumnos y profesores de los Colegios de la Autonomía de Madrid se reunieron en Acción de Gracias al Señor por los 400 Años;  y la Inauguración Oficial del Curso 2007-08 en el Colegio Calasancio de Madrid  con la presencia de Su Alteza Real la Infanta Elena, el Secretario de Estado de Educación del Gobierno, el P. General de los Escolapios, las MM. Generales de las Escolapias y Calasancias y representantes de los colegios de Madrid. - El tercer acontecimiento significativo de su Provincialato, fue la Beatificación del escolapio de la Provincia de Castilla, P. Faustino Míguez, Fundador de las Religiosas Calasancias, que tuvo lugar en Roma el 25 de octubre de 1998, en cuyos actos la Tercera Demarcación  colaboró con las Religiosas Calasancias y se hizo presente tanto en Roma, como en Madrid y Getafe especialmente.

Otra preocupación importante de su mandato fue la incorporación progresiva de los laicos en los cuadros directivos de los centros y se impuso el que la administración económica de los centros fuera llevada por titulados superiores, los llamados Gerentes. Todo ello quedó plasmado en el Manual de Funciones de los Centros, denominado “NUESTRA RESPUESTA EDUCATIVA”.

Además de  la animación pastoral y educativa dentro de la Provincia, visitando con frecuencia todas las Comunidades y Colegios, el P. Zacarías colaboró como Vocal de la Junta Directiva de la FERE Nacional.

Cuando terminó su quehacer como Provincial, desde  1999 a 2007 volvió a ser Asistente Provincial de Acción Educativa. Era habitual ver al P. Zacarías, revisando  con regularidad la marcha nuestros colegios, dos o tres veces al año, entrevistándose forma individual con todo el personal, docente y no docente. En la última etapa como Asistente,  trabajó con especial dedicación el tema de la calidad de la enseñanza, con evaluaciones internas y externas. Con ello consiguió que todos nuestros centros obtuvieran  el Certificado de Calidad.

En la Escuela Universitaria del Profesorado – ESCUNI -  asumió la Presidencia del Patronato, y la Vicepresidencia de la Junta de Titularidad, durante el período 2002 -  2008.  En el año 2007 fue nombrado Rector y Representante de la Titularidad del  Colegio Calasancio de Madrid, cargo que ostenta hasta esta fecha de 2009.

.


        
Valeriano Rodríguez Saiz