BIBLIOGRAFÍA:

BIBLIOGRAFÍA:

M. RODRÍGUEZ, Colegio de San Antón de Madrid, (meca-nografiado), II, pp. 566, 585-601, Madrid 1953;
A.M. RODRÍGUEZ, Escuelas Pías de Getafe, (mecanogra-fiado),  II, pp. 303,  , Getafe 1978;
J.A. CARMONA: El Real Colegio de Escuelas Pías de San Antonio Abad, p. 153, 566, 578, 581, 585, 594, 598-599, 601,  Madrid, 2004;

Archivo Provincial TD CC: 0058; 0099; 0100; 0157; 1924; 0160; 0220; 0525; 0528; 0583.

DATOS BIOGRÁFICOS

En el Colegio de Villacarriedo vistió el hábito escolapio en 1847,  hizo el noviciado,  profesó al año siguiente, y cursó los estudios superiores de Humanidades.  Continuó en San Antón de Madrid los de Filosofía, Teología y Matemáticas, Física y lengua francesa, bajo la dirección de los insignes escolapios PP. Pablo Álvarez, Ramón del Valle y Mariano Castro; y los terminó el año 1852.  Luego pasó al de San Fernando, como Maestro de caligrafía; y allí se ordenó de sacerdote en 1853. Continuó hasta el año 1855, cuando volvió a San Antón, como Director de alumnos internos, hasta 1860.

Cae enfermo, lo que le obliga a dejar el internado, pero continúa impartiendo clases de Geografía y Aritmética, hasta 1868. En 1870 es enviado al nuevo Colegio de Toro, como Vicerrector y profesor de Historia, hasta 1873.  Un nuevo cambio, y ahora lo vemos en el Colegio de Alcalá de Henares, primero, de Vicerrector ‘in capite’, y en 1875 de Rector. Supo levantar aquella casa, que se sufría las calamidades políticas del tiempo, y enseñaba Historia. En San Antón, el año 1878 es nombrado Consejero Provincial,  y el 1881, Rector y Asistente Provincial.

En el primer trienio de su rectorado se hicieron grandes obras en el Colegio. Se levantó el edificio de la calle de Farmacia, en cuyos locales se instalaron nuevos laboratorios, y ricas colecciones de mineralogía y zoología. En este camino ascendente de responsabilidades de gobierno, el Capítulo General de 1887 lo eligió Provincial de Castilla. La enfermedad le impidió terminar el trienio, y tuvo que dejar el cargo durante un tiempo, aunque se animó a retomarlo hasta 1890. Al cesar como Provincial, volvió de Rector de S. Antón, entre 1894 y 1895; y aún, Asistente Provincial,  y Director de la Oración Continua de los niños, hasta su muerte  en el Colegio de San Antón, el año 1899.

Valeriano Rodríguez Saiz