BIBLIOGRAFÍA:

M. RODRÍGUEZ, Colegio de San Antón de Madrid, (mecanografiado), II, pp. 725-728, 732-733, 741, 754, 793, Madrid 1953;
J.A. CARMONA: El Real Colegio de Escuelas Pías de San Antonio Abad, p. 158, Madrid, 2004;

Archivo Provincial TD, 0099; 0157; 0158; 0160; 0220; 0515; 0518; 0525; 0526; 0654; B066/02..  

DATOS BIOGRÁFICOS

Fue alumno en las clases elementales del Colegio de Alcalá de Henares, donde nació.  En el Colegio de S. Fernando de Madrid recibió el hábito de las Escuelas Pías, el 26 de febrero de 1865. Cuando en aquel Colegio hacía el noviciado, la peste del cólera, que alosaba Madrid, atacó a la comunidad escolapia, en la que murieron siete religiosos.

El joven De Pedro marchó a Alcalá, y estuvo con los suyos varios meses, hasta que pasó el azote de la peste. Terminado el noviciado, lo enviaron al Colegio de Getafe,  a continuar  sus estudios. Allí profesó de votos simples el 25 de abril de 1867, y de solemnes, el 29 de junio de 1870. Volvió a Alcalá para terminar los estudios superiores y sacerdotales. Terminados, en su misma ciudad comenzó a ejercer la enseñanza. Explicaba la lengua latina, Retórica y Filosofía. Era al mismo tiempo Director de aquel pequeño internado.

Entre 1883 y 1885,  fue destinado dirigir también el  internado del Colegio de San Antón de Madrid. Añadió a su currículo de profesor, el de serlo de de lengua francesa. Al abrir la Casa Interprovincial de estudios de Irache (Navarra), condescendió al llamamiento del P. Vicario General, Manuel Pérez, y pasó a explicar allí Filosofía a los jóvenes escolapios. Después de un trienio en aquella casa, en 1888, fue convocado de nuevo a impulsar la reciente  fundación, para estudios superiores, de S. Pedro de Cardeña (Burgos) Impartía la enseñanza de Teología y Derecho Canónico, cuando,  en 1893  fue nombrado Rector, hasta que duró abierta aquella casa. Otra llamada, y lo vemos en el internado del Real Colegio de San Antón,  del que pronto fue nombrado Rector. Al P. De Pedro se debió la adquisición de la casa C/ Farmacia, 13, para sede de Vigilados o Encomendados.

Permaneció de Rector desde 1895 a 1899. En 1899 fue elegido Provincial de Castilla. Como Provincial, aunque se ocupó con mucha cercanía a las necesidades de todos sus religiosos,  se preocupó, sobre todo, de la formación de los novicios y jóvenes escolapios, hasta que fue relevado del cargo en 1909, muy aquejado por su quebrantada salud. Murió el día 25 de diciembre de 1910, en el Colegio de San Antón.

Valeriano Rodríguez Saiz