DESDE ROMA

Hola a todos,

Casi al final de mi segunda semana en Roma me animo a escribiros algo de lo que voy viviendo.
Los días son muy intensos: ricos en el compartir fraterno con el grupo, y densos en el estudio y profundización de los temas calasancios.

La primera semana recorrimos con Adolfo García-Durán las claves principales de la biografía de Calasanz. El conocimiento que Adolfo tiene de Calasanz, el humor y el ritmo con que hace llegar su ciencia son en verdad admirables. Anécdotas, chistes, sucedidos, referencias a lugares y personajes de Roma dan a la historia un marco que hasta ahora no había alcanzado a percibir. Una experiencia sabrosa, … que continuará este sábado en la primera parte de la visita a los lugares calasancios.

El viernes por la tarde bajamos a san Pantaleo, celebramos la eucaristía en la Capilla de la Aparición y cenamos con la comunidad de la Curia General. El sábado pasado tuvimos nuestro primer encuentro con el P. General y el P. Fernando Hernández, coordinador del curso. Además de presentarlo en profundidad, fue ocasión de exponernos los planteamientos de la Congregación General sobre la formación de formadores en un dialogo que continuaremos en estos meses.

Esta semana estamos compartiendo con Miguel Ángel Asiain los rasgos principales de la espiritualidad Calasancia. El itinerario personal, íntimo de Calasanz relatado por Miguel Ángel hace que la figura de Calasanz vaya cobrando relieve y profundidad, dejando frente a frente a la persona con el Misterio del Dios que le habita. Un verdadero privilegio.  Nos ha propuesto como trabajo del núcleo una guía de lectura sobre diversos temas; yo he elegido estudiar la relación sobre espiritualidad y carisma, creo que va a serme/sernos muy útil en nuestro empeño provincial en torno a la identidad escolapia. Además va emergiendo una inquietud personal: la de investigar sobre la imagen de Jesús en el epistolario de Calasanz, a partir de las referencias a textos evangélicos (y bíblicos) de las cartas. A Miguel Angel le parece una idea estupenda. Ya os contaré como va.

Ayer fuimos a Frascati, donde hubo un encuentro entre la Cofradía de la Mamma Bella de san Pompilio (y todo el pueblo de Montecalvo Irpino, patria del santo) y la cofradía de la Virgen de Frascati. La Mamma Bella fue coronada ayer por el papa, y tras la audiencia, se trasladaron a Frascati. En la catedral de Frascati tuvimos la misa del Miércoles de Ceniza presidida por el Obispo, en la que concelebramos, y después fuimos en procesión hasta nuestra casa. Fue una tarde entrañable, donde pude percibir el cariño y la devoción de gente por san Pompilio y la Virgen.

Frascati2.JPG

 

 

 



 

En Frascati en torno al icono de la Virgen de las Escuelas Pías, regalado por Calasanz en 1617.
Pablo (Emaús),
Víctor (Argentina),
Edouard (Senegal),
Ángel (TDH),
José (Californias),
Julio (México),
Raju (India-Filipinas)

El fin de semana pasado visitamos el Trastévere y 3 de las 4 basílicas: san Pedro, san Juan de Letrán y santa María la Mayor. Pudimos además pasear por Roma en un día espléndido con mucho sol. El domingo celebramos la eucaristía en el Gesú, junto a la tumba de san Ignacio, paseamos por los foros imperiales llegando hasta la basílica de san Clemente en la vía Labicana.

Tuvimos ocasión de ir a la casa general de las Escolapias, junto al Vaticano. La acogida fue tan fraterna y cálida como siempre. Fue una visita breve, en espera de ir a visitar dentro del Curso la casa y el museo con más detenimiento.

Estoy contento, como ya os he dicho creo que es una gran oportunidad no sólo de aprender sino de convivir y experimentar lo que de “internacional” tiene nuestra Orden, compartir planteamientos y mirar hacia el futuro.

Creo que va a ser un momento importante de inmersión en el mundo escolapio más allá de las fronteras de lo conocido hasta ahora. 

¡Hasta la próxima!


Ángel Ayala

<<<